Embajadora Martha Bárcena: Ante el conflicto Rusia-Ucrania, México envía «señales equivocadas»

Hacia el exterior, el gobierno mexicano condena de manera «enérgica» la agresión y exige la retirada inmediata de los militares rusos; al interior, el presidente Andrés Manuel López Obrador asume un discurso más matizado en relación con Moscú.

Pese a que la invasión de Rusia a Ucrania viola el derecho internacional, el gobierno de López Obrador reaccionó tarde para condenar la agresión y el presidente ha matizado su discurso respecto a Moscú, acorde con “el ala dogmática” de Morena. Con ello México envía “señales equivocadas” que pueden “sembrar dudas” en sus socios sobre “el compromiso del país con el derecho internacional y la democracia”, advierte la embajadora Martha Bárcena. 

El gobierno de México envía señales encontradas respecto de la invasión de Rusia a Ucrania: hacia el exterior, condena de manera “enérgica” la agresión y exige la retirada inmediata de los militares rusos; al interior, el presidente Andrés Manuel López Obrador asume un discurso más matizado en relación con Moscú.

“Creo que sí se percibe esa disonancia; por lo menos los socios importantes de México perciben un deseo de matizar, sin que haya necesidad de matizar cuando se viola el derecho internacional. Están mandando señales equivocadas, que pueden sembrar una duda en la mente de muchos sobre el compromiso de México con el derecho internacional y con la democracia”, opina la embajadora Martha Bárcena Coquí.

En amplia entrevista con ­Proceso, Bárcena, embajadora de México en ­Washington durante los primeros dos años del mandato de López Obrador –quien le otorgó la distinción de embajadora eminente–, explica que la reacción del gobierno mexicano con la invasión rusa “empezó tibia” y “se tardó en definir”, pero finalmente tomó el rumbo correcto, como producto del trabajo de la misión de México ante la ONU, encabezada por Juan Ramón de la Fuente.

“La postura del gobierno de México de rechazar el uso de la fuerza, condenar enérgicamente la invasión, exigir el cese de hostilidades y la protección a la población civil copatrocinando una resolución con Francia para que se permita entrar la ayuda humanitaria a Ucrania, es impecable”, afirma la diplomática, egresada del Servicio Exterior Mexicano y voz crítica del canciller Marcelo Ebrard Casaubón a raíz de las numerosas diferencias que tuvieron en la Secretaría de Relaciones ­Exteriores.

Señala que en un primer momento Ebrard expresó una postura tibia ante la invasión rusa. “¿Por qué la primera declaración fue así? No lo sé, pero llevamos todo el sexenio coqueteando con el ala dogmática de Morena”, añade.

Bárcena observa una diferencia en el partido fundado por López Obrador entre “los que están comprometidos con la democracia y con el respeto a los principios del derecho, y los que son obnubilados por su antiamericanismo.

“Yo no entiendo cómo el presidente y el canciller no hablan con el ala dogmática de su partido para decirles: ‘Señores, esta es una posición que atiende a la historia de México; México ha sido un país objeto de invasiones (…) la principal arma de México en su política exterior es su apego al derecho internacional y esa es una violación al derecho internacional’.”